¿Quien inventó el hexagono?

El otro día haciendo un corte de una zanahoria observe algo en lo que, como tantas veces, Oh casualidad, jamas habia reparado, y era que en el tronco de la zanahoria se dibuja un hexagono perfecto,y entonces me pregunte:

¿Quien había inventado el hexágono?.

Cuando estudié en el colegio geometría y me enseñaron las formas básicas, como el triángulo, el cuadrado, el pentágono o el hexágono, jamás se me enseño que esas formas eran patrones del universo y que nosotros, los humanos, no las habíamos inventado. Que diferente hubiera sido todo a partir de esta sabia y grandisima verdad revelada ante nuestros ojos.

Tampoco me dijeron que las habíamos inventado nosotros, simplemente no me dijeron nada, nunca me cuestione nada ni me lo pregunte, el hexagono era para mi una abstracción a la cual jamas intente darle profunidad ni entendimiento.

Al mismo tiempo tenía una copa de vino al lado de la zanahoria y observé que en su base también estaba la forma de un hexágono, y me resultó llamativo poder observar este hecho, en el que se me presentaba de manera manifiesta como el inconsciente de nuestro cerebro formaliza la geometría del universo como una manera de construir una realidad paralela a la fuente universal.

También me quedó claro que nunca nos enseñaron a conectarnos con la fuente real de la sabiduría y del conocimiento que es la naturaleza y el universo, ellos nos dan toda la información para que nosotros con humildad la interpretemos. Quizás sea por esto que me apasiona la geometría sagrada, con ella descubro cada día esta manera que tiene el universo de conectarse con nuestros cerebros y con la valiosa información que guardamos en nuestro inconsciente, con esa parte de nosotros más conectada con el interior y con la verdadera esencia.